fbpx
Klout te mide: Buscando a influencers

Klout te mide: Buscando a influencers

Desgranando algunas claves del algoritmo

Si hay una herramienta capaz de medir la influencia que tienes en las redes sociales, esa es Klout y su uso se ha ido extendiendo cada vez más hasta el punto de que puede llegar a ser una variable importante a la hora de encontrar un empleo o de ser apreciado por usuarios y empresas en tus redes sociales. Tener un buen índice Klout te puede hacer ganar dinero ya que se entiende que tienes habilidad para generar acciones en los demás y eso es mucho en el mundo del marketing 2.0. Tu capital social depende de los parámetros de medición de esta herramienta que pasamos a diseccionar.

¿Qué redes sociales tiene en cuenta?

Twitter. Es la red que toma como referencia en el caso de que no añadas otras en tu cuenta de Klout. El algoritmo tiene en consideración tu número de followers, los retuits que generas, las menciones que te hacen tus seguidores y las listas de Twitter en las que has sido incluido. No tiene en cuenta sin embargo los favoritos para incrementar tu índice.

Facebook. Klout también tendrá en cuenta tu influencia en la red social de Zuckerberg, para ello medirá el número de ‘me gustas’ que reciben tus publicaciones, los comentarios que generan las mismas, las publicaciones que otros hagan en tu muro, así como el número de amigos o fans que tienes. En este punto, es importante destacar que Klout sólo te dejará elegir entrar en sus métricas con una sola página, por lo que si además de tu perfil personal, gestionas alguna ‘fanpage’ tendrás que elegir entre una de las dos. Para incrementar tu Klout optar por el perfil personal suele ser más efectivo.

Instagram. Desde 2013 las imágenes de Instagram también cuentan para Klout. Aquí las variables determinantes son el número de seguidores que tengas, los ‘likes’ que tengas tus instantáneas y los comentarios que tengan cada una de ellas.

Google Plus. También se mide tu influencia a través de la red de Google. Los +1, los comentarios que generen tus publicaciones, las veces que se compartan los mismos y el número de seguidores que tengas en la red, te ayudarán a ser un influencer.

LinkedIn. En la red profesional por excelencia se tendrán en cuenta las recomendaciones que se hagan de tus publicaciones, los comentarios que generen y tu número de contactos en la red.

Foursquare. La red de geolocalización influirá en Klout en el número de tus Tips guardados por otros usuarios, los me gustas que recibas, el número de amigos que tengas e incluso el número de ‘checks-in’ que realices en diferentes lugares

Wikipedia. Tener una entrada tuya en Wikipedia te asegura subir varios puntos en tu índice Klout, claro que también es lo más difícil ya que para ello hay que ser famoso o haber hecho algún logro importante. De momento, Klout sólo reconoce las entradas en la Wikipedia en inglés, las españolas están por llegar.

Klout. La propia herramienta funciona como red social en algunos aspectos. Cada usuario puede rellenar de sí mismo una serie de campos o áreas en las que se considere experto o simplemente interesado. Cada vez que una persona avale con un +K tu influencia en ese ámbito, Klout lo tendrá en consideración, aunque aseguran que desde esta firma se han guardado el ego y no será una de las interacciones que más puntos añada a tu índice de influencia.

Bing. Un reciente acuerdo con el buscador Bing también ha propiciado que las búsquedas que se hagan sobre ti o tu empresa desde el mismo, también puntuarán para elevar tu Klout.

Klout en cifras

  • 400. Es el número de variables que tiene en cuenta la herramienta para su algoritmo según sus creadores, algo que nadie hasta el momento ha podido demostrar ya que sólo ellos conocen de verdad su fórmula matemática secreta
  • 2008. Es el año de nacimiento de Klout, aunque no fue hasta un año después cuando compró los dominios y trasladó su sede a San Francisco
  • 90. Es el número de días que Klout contabiliza sobre tus interacciones en las redes sociales para extraer el número mágico. Es decir, la media de los últimos tres meses es la que se actualiza cada día. Si estás ese tiempo sin mover en absoluto las redes tu Klout será cero.
  • 100. Es el número máximo de puntuación que se puede alcanzar en Klout. Personajes como el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, o el cantante Justin Bieber, han conseguido un ratio de 99 en esta medición, al menos durante algunos momentos de su vida en social media.
  • 60. Es la cifra por la cual en el mundillo del marketing digital y los community managers, se te empezará a considerar un influencer. Incrementar tu puntuación a partir de este ratio, también será más complicado.
  • 200.000. Es el número de empresas que tienen abierta cuenta en Klout para medir su influencia y que confían en su algoritmo.
  • 16.00. Es la hora en la que cada día Klout se actualiza (en la España peninsular), siempre que sea en el horario de verano. En horario de invierno lo hace a las 15.00 horas. Solo tendrá en cuenta las interacciones llevadas a cabo hasta la 1.00 horas de la madrugada anterior, aunque esto depende de cada red social.

¿Por qué confiar en Klout?

Al margen de las dudas sobre su algoritmo secreto, una de las principales ventajas que ofrece Klout es que sólo mide el alcance real de tus redes. En un mundo social media donde cada vez existen más bots que emiten mensajes, o donde se pueden comprar cuentas inactivas, el índice d Klout desechará este tipo de estrategias. Gastarte dinero en comprar followers no te servirá para aumentar tu indicador de influencia y eso le confiere más credibilidad a esta herramienta.

Extensiones y mejoras

Para el público hispanohablante la gran barrera que ha tenido Klout hasta el momento ha sido que tanto la web, sus recomendaciones así como su sistema de premios para influencers mediante Perks (la herramienta canaliza ofertas especiales para influencers en diversos temas) han estado en inglés. Desde mediados del mes de mayo de 2015, Klout ya cuenta con una interfaz en español (también la actualizó en francés y en alemán según señalan en su blog) y anuncian que otras herramientas de la web como el contenido sugerido o los temas de interés también estarán disponibles en español.

Junto a las mejoras de la propia web, también existen otras funcionalidades que nos pueden ayudar a disfrutar más de la experiencia Klout. Por ejemplo, su extensión para Chrome y Firefox nos ayudará a conocer de manera instantánea la puntuación de cualquier persona que aparezca en nuestro ‘timeline’ de Twitter revelándonos quienes son verdaderos influencers.

Desafio Klout 09

Muchos de estos datos han sido extraídos del evento Desafío Klout, celebrado en Málaga el pasado 26 de junio y a cuyos organizadores quiero agradecer especialmente su dedicación y sus enseñanzas respecto de sus propias experiencias en Klout. Si deseas ver este evento puede pinchar en este enlace de Youtube.

Guardar

Guardar

El neoperiodismo: La noticia en las redes sociales

El neoperiodismo: La noticia en las redes sociales

Nuevas fórmulas para difundir y generar información

Reinventarse o morir. Sobre el periodismo se cierne una espada de Damocles a punto de caer. Los datos del último Informe de la Profesión Periodística revelaban que entre 2008 y 2013 más de 11.000 profesionales de la comunicación habían sido despedidos y más de un centenar de medios habían echado el cierre. Ante esta debacle informativa las redes sociales acuden al rescate, un neoperiodismo se está gestando en los grandes canales de comunicación sociales y en los próximos meses podríamos ser testigos de un revolución en la forma de conocer y difundir las noticias.

El germen de una nueva comunicación periodística

Allá dónde una agencia de noticias o un equipo de televisión no podía llegar, siempre había un móvil. Grandes sucesos de la historia reciente han tenido como protagonista a un smartphone y canales de difusión como Facebook, Twitter o Youtube. Las protestas de la primavera árabe que han derrocado varios gobiernos en Oriente Medio y el norte de África, o sucesos más recientes como el atentado a la revista Charlie Hebdo o el asesinato a manos de la policía de un joven negro en Ferguson (EE.UU.) que desembocó en protestas anti-raciales en el país han tenido este modus operandi. La grabación de un vídeo con móvil y posterior viralización de los contenidos a través de las redes.

Conscientes de este fenómeno, las grandes firmas de medios sociales se han puesto las pilas y en los próximos meses veremos importantes novedades que podrían rediseñar el periodismo tal y como lo conocemos hoy.

YouTube: El tridente del periodismo social

Cada día se visualizan más de cinco millones de horas de noticias en vídeo a través de YouTube, y por ello esta plataforma pretende convertirse en adalid del neoperiodismo a través de tres proyectos que están a punto de ver la luz. Bajo la premisa de un periodismo ciudadano y de calidad, la red de vídeos perteneciente a Google ha creado YouTube Newswire, un espacio en el que los profesionales de la información podrán encontrar los vídeos más importantes del día, siempre revisados por un equipo de expertos comunicadores para garantizar su autenticidad. Cualquier vídeo grabado por cualquier ciudadano en cualquier parte del mundo podrá tener su espacio de portada gracias a esta iniciativa.

Junto a YouTube Newswire también se presentará The First Draft coalition, un espacio dedicado principalmente a la formación periodística destinado a enseñar a los profesionales como verificar la información que se difunde a través de YouTube, un arma indispensable para que el neoperiodismo gane credibilidad.

La tercera punta del tridente informativo de YouTube es The Witness Media Lab, un espacio de análisis de los vídeos colgados en la red que tratará de ahondar en las violaciones de los derechos humanos de las que son testigos directos ciudadanos que han podido grabar con su Smartphone atrocidades en todo el mundo. Un equipo del que no sólo formarán parte periodistas, si no también juristas y especialistas en nuevas tecnologías.

Twitter se lanza a la organización de la información

En el neoperiodismo, Twitter también tendrá un papel relevante. De hecho, la red de microblogging está ya trabajando en lo que ha llamado Lightning Project y está seleccionando a los periodistas que pondrán en orden la información que cada día se publica en la red. Este grupo de periodistas se encargará de realizar listas de tuits sobre acontecimientos que se estén produciendo para hacer más accesible la información y ponerlas a disposición de todos aquellos que estén interesados.

Apple News muerde la manzana de la noticia

Apple no se va a quedar atrás en esta nueva revolución informativa. Los Iphone y Ipad tendrán próximamente una aplicación llamada Apple News y para lo cual ya se está reclutando a periodistas dedicados a realizar noticias que volcar a la app. Apple news no sólo se dedicarán a recopilar información sino a generar noticias propias que le den un marchamo de calidad a la nueva aplicación que, de momento, sólo estará disponible en Estados Unidos, Reino Unido y Australia pero que podría extenderse pronto a otros países. Octubre es la fecha señalada para el lanzamiento.

Menéame y la blogosfera

Pero antes de que las grandes compañías de Social Media pusieran el foco en esta tendencia, la libérrima Internet ya allanaba el camino y ponía en jaque a los medios tradicionales. La blogosfera cuenta con miles de páginas especializadas hasta en los temas más inimaginables que han servido para poner en valor otras formas de contar las noticias y en muchas ocasiones, fuentes de información más directas alejadas de los canales tradicionales. Agregadores de noticias como Menéame han recogido este testigo y han comenzado a ser un portal de información más libre cuya base son los blogs o los medios de comunicación alternativos, especialmente, cuando el site decidió revelarse contra el canon AEDE y comenzó un boicot contra los medios digitales pertenecientes a esta asociación de editores. La medida se mantiene hoy día, pero la pujanza y profusión de blogs, y las noticias difundidas a través de redes sociales,han hecho que Menéame también tenga su hueco propio en el neoperiodismo.

El efecto Streisand: Dar la vuelta a la censura

El efecto Streisand: Dar la vuelta a la censura

Internet y las redes sociales han generado nuevas formas de comunicación más libres y espontáneas que permiten dar a conocer de una forma rápida y eficaz todo tipo de contenidos. El nuevo medio escapa, además, a los intentos de control de los poderes con gran facilidad y de hecho, en ocasiones, los intentos de cercenar la voz profunda de la red tiene efectos contrarios a los pretendidos. Cuando alguien trata de censurar un mensaje en Internet la curiosidad de los usuarios de las redes sociales multiplican la viralización del mensaje y lo llevan a los confines de la red. Es lo que se ha venido a llamar el efecto Streisand, la nueva capacidad del social media de dar la vuelta a la censura.

Pitingo contra El Mundo Today

El último ejemplo acaecido en España sobre este curioso efecto lo protagonizó el cantante Pitingo que en un comunicado anunció acciones legales y exigió la retirada de una publicación llevada a cabo por la revista satírica El Mundo Today que en un artículo humorístico tituló: “Björk se retira por miedo a que la versione Pitingo”. La intención del cantante onubense era la de borrar esta publicación y que nadie la pudiera leer, sin embargo, el efecto Streisand llamó a las puertas de la red y un artículo que pasó casi desapercibido, cómo uno más de lo muchos que hace públicos esta web, de repente consiguió ser Trending Topic, colarse en múltiples foros, llegar al primer puesto del popular agregador de noticias Menéame  e incluso colarse en la prensa tradicional, la burla tomó dimensiones estratosféricas.

El Jueves se hace grande frente a La Corona

No es ni mucho menos el único ejemplo de efecto Streisand que ha tenido lugar en España, otra revista satírica, El Jueves, se vio envuelta en la polémica al sufrir la retirada de su edición en papel por orden judicial. La portada humorística sobre la abdicación del Rey Juan Carlos I no vio la luz en los quioscos y sin embargo, nunca una portada de esta revista fue tan vista y comentada. Las redes sociales la difundieron por doquier y el intento de tapar la burla fue absolutamente contraproducente. Los internautas demostraron más poder que la Casa Real, la Justicia y las instituciones de Gobierno.

‘Ciutat Morta’ pone en jaque a los jueces

Más de lo mismo ocurrió con la decisión de un juzgado de censurar cinco minutos del documental ‘Ciutat Morta’, premiadísima película que investiga los hechos acaecidos en Barcelona el 4 de febrero de 2006 durante el desalojo de una fiesta en el que un guardia urbano resultó gravemente herido, así como las posteriores detenciones ‘ejemplares’ que llevó a cabo el cuerpo policial y sobre las que se cierne la duda en el documental. Tal es así, que uno de las cinco condenadas, Patricia Heras, terminó suicidándose durante un permiso penitenciario.

El documental emitido en TV3 tuvo mucha menos visualizaciones que los cinco minutos censurados y que rápidamente saltaron a Internet, se compartieron en todas las redes sociales y, no sólo eso, si no que también abrió la lata del debate social con peticiones de diferentes grupos políticos de una investigación más exhaustiva del caso, se instó a la fiscalía a actuar y tuvo una dimensión política y judicial que de ninguna manera habría tenido el filme completo emitido en televisión.

Son muchos los ‘efectos Streisand’ que han tenido lugar en España, desde las provocaciones de John Cobra en el programa Camino a Eurovisión autocensuradas por TVE, el sketch de Facu Díaz denunciado por el Partido Popular, las fotos de las hijas de Zapatero en la Casa Blanca… Pero el efecto Streisand tuvo un origen que le dio nombre, y ocurrió en Estados Unidos en 2003 con la cantante Barbra Streisand de protagonista.

El origen del fenómeno

La artista demandó a un fotógrafo que realizó imágenes aéreas de la costa de california por incluir en una publicidad una imagen de su mansión, alegando su derecho a su privacidad. Hasta ese momento, la imagen de la casa de la actriz y cantante había sido descargada seis veces de la red, después de la denuncia las descargas en la web donde se publicitaba superaban las 420.000 descargas y el fenómeno fue imparable.

Barbra Streisand no midió el poder de viralización que empezaba a tener Internet por aquel lejano 2003, el neolítico de la comunicación por Internet donde aun no existía Facebook, Twitter ni Youtube. Hoy en día las consecuencias para quien intenta ocultar una publicación son todavía más radicales y llegan mucho más lejos. Empresas y organismos públicos ya comienzan a tener en cuenta este curioso fenómeno y se lo piensan dos veces antes de intentar erradicar cualquier publicación.